Posts Tagged ‘ Bar ’

Argentina y Chile en tránsito :: El terremoto, una bebida chilena singular

Pedir un terremoto es algo habitual en Santiago. También los hay que optan por encargar una Réplica, un Cataclismo o incluso un Tsunami.

Pero, ¿de qué estamos hablando?

El Terremoto es una bebida tradicional chilena consistente en vino blanco con helado de piña y fernet. Una mezcla de lo más explosiva y no apta para todos los estómagos.

Bebida chilena Terremoto

La Piojera es uno de los lugares más típicos que existe en Santiago para probar esta bomba alcohólica, un espacio popular con una mezcla de clientes de lo más inusitada: desde políticos, a artistas pasando por estudiantes o jubilados. De hecho, se dice que el nombre del local lo puso un presidente del gobierno al que llevaron al local.

La Piojera, bar en Santiago

Apuntad la dirección: La Piojera, calle Aillavilu 1030  Santiago.

Y si no os animáis con el Terremoto, no os preocupéis, hay muchas otras bebidas curiosas que probar, incluso una hecha con los restos de las bebidas del resto de clientes, menuda mezcla… O_O

 

Anuncios

10 bares y restaurantes imprescindibles en una visita a Santander

La capital cántabra combina locales con solera con nuevos recién llegados cuyos nombres ya corren de boca en boca. Sin duda, desde hace unas décadas Santander apuesta fuerte por la gastronomía y prueba de ello son estas 10 paradas en una ruta de lo más sabrosa. 

 

Las Hijas de Florencio

El color naranja de sus toldos es una seña de identidad reconocible por cualquier viandante del Paseo de Pereda.

Sin tener una cocina de lujo, sin duda, su ambiente informal lo hace adecuado para disfrutar de una caña en algún momento de la noche.

Sus jamones cortados a cuchillo así como la variedad de quesos expuesta, llena de una aroma de lo más suculento todo el local.

Bar Las Hijas de Florencio, Santander

Dirección: Paseo de la Pereda, 23

Cuándo ir: Durante toda la noche.

Qué pedir: Una ración de jamón.

10 bares y restaurantes imprescindibles en una visita a Santander

La capital cántabra combina locales con solera con nuevos recién llegados cuyos nombres ya corren de boca en boca. Sin duda, desde hace unas décadas Santander apuesta fuerte por la gastronomía y prueba de ello son estas 10 paradas en una ruta de lo más sabrosa. 

 

Arrabal 11

Hace pocos años, la calle Arrabal recibió a un nuevo vecino: un local joven y moderno que llegó con ganas de quedarse en la ciudad.

Y así ha sido. Repleto desde el comienzo, el pequeño local en forma de pasillo se queda corto para acoger a todos los clientes que se acercan a él para tomar un vino con su tradicional tapa de parmesano.

Con una carta de vinos completa y a unos precios muy buenos, una serie de tapas y pinchos que sirven velozmente sus apañados camareros y una larga barra en la que coger sitio, el Arrabal no aporta ninguna delicia culinaria que no se pueda encontrar en otro punto de la ciudad pero sí tiene una frescura y ambiente que engancha y hace volver a él una y otra vez.

Bar Arrabal 11, Santander

Dirección: Calle Arrabal, 11.

Cuándo ir: Por la tarde-noche.

Qué pedir: Su hamburguesita.

 

10 bares y restaurantes imprescindibles en una visita a Santander

La capital cántabra combina locales con solera con nuevos recién llegados cuyos nombres ya corren de boca en boca. Sin duda, desde hace unas décadas Santander apuesta fuerte por la gastronomía y prueba de ello son estas 10 paradas en una ruta de lo más sabrosa. 

 

La Conveniente

Toda ciudad tiene sus mitos gastronómicos. Esos templos que superan con mucho la razón y se convierten en un acto de fe, que no tiene clientes sino parroquianos. Son lugares de encuentro cuya excusa es la comida pero que no deja de ser un añadido a un acto social. Son sedes, clubs, salones, puntos de encuentro… incluso más que restaurantes.

La Conveniente es esa catedral de la noche Santanderina. Un espacio siempre a rebosar de gente dispuesta a hacer grandes colas sólo por poder luego perder las horas conversando entre sus paredes.

Lo mejor es que en La Conveniente se come bien. Muy bien, de hecho. Sus croquetas se merecen más de una oración y sus anchoas, cecinas y huevos bien podrían estar entre los mejores de la ciudad.

En La Conveniente no hay que esperar un servicio espléndido, ni un local impoluto, ni grandes innovaciones culinarias, ni una carta amplia, ni una decoración de diseño… allí se va a comer bien pero, sobre todo, a disfrutar de la reunión, del hecho de poder estar allí rodeado de amigos y risas.

Bodegas La Conveniente, Santander

Dirección: De Gómez Oreña, 9

Cuándo ir: A primera hora para evitar la cola y sin prisas para poder disfrutar de la estancia.

Qué pedir: Sin duda, sus croquetas de cocido son imprescindibles.

10 bares y restaurantes imprescindibles en una visita a Santander

La capital cántabra combina locales con solera con nuevos recién llegados cuyos nombres ya corren de boca en boca. Sin duda, desde hace unas décadas Santander apuesta fuerte por la gastronomía y prueba de ello son estas 10 paradas en una ruta de lo más sabrosa. 

 

Bodega Fuente Dé

Este pequeño bar pasa tan desapercibido en plena zona centro que, si no es porque algún lugareño te lo chiva (como fue mi caso), es fácil que nunca franquees su puerta… ¡y ese sería una error imperdonable!

Para algunos es famoso por su cocido montañés, para otros por sus embutidos… para mí, sin duda, lo es por sus quesos (y quesucos).

Bodega Fuente Dé, Santander

Se trata de un local pequeño que mantiene la estética de los bares españoles de toda la vida. Algunas mesas (siempre muy cotizadas) y una escueta barra se quedan cortas por lo que los lugareños se desbordan por la calle ocultando a veces la propia entrada al bar.

¿Y qué puedes pedir? Platos sencillos y contundentes. Raciones enormes a un precio minúsculo. Además, si te enamoras de alguno de sus quesos, jamones o longanizas puedes comprarlos al peso para llevártelos a casa.

Un clásico de Santander perfecto para empezar una ruta de tapas y pinchos por la ciudad.

Bodega Fuente Dé Santander

Dirección: Calle Peña Herbosa 5.

Cuándo ir: Cuando comienza la tarde, antes de que se llene demasiado.

Qué pedir: Una tabla de quesos para poder probar varios de ellos.

10 bares y restaurantes imprescindibles en una visita a Santander

La capital cántabra combina locales con solera con nuevos recién llegados cuyos nombres ya corren de boca en boca. Sin duda, desde hace unas décadas Santander apuesta fuerte por la gastronomía y prueba de ello son estas 10 paradas en una ruta de lo más sabrosa.  

 

El Cañadio

Tanto su faceta de restaurante como su excelente barra de pinchos, hacen de este lugar uno de los más famosos de la ciudad… y ese título lo ha logrado por méritos propios.

Se encuentra en el centro de la plaza del mismo nombre, un punto clave en cualquier salida nocturna por la ciudad, en lo alto de la calle y cerca de la también conocida Taberna La Conveniente se divisa toda la animación de la plaza desde su “terraza”, una serie de mesas y taburetes altos al otro lado de la calle.

Restaurante El Cañadio en Santander

Mientras que la sala dedicada al restaurante es tranquila y calmada, la parte dedicada al picoteo es ruidosa y nerviosa. Sorprende que, ante tanto follón, los camareros no pierdan la tranquilidad y den un servicio atento y profesional.

La barra en forma de U presenta una surtida colección de tapas variadas que se van renovando con asiduidad por lo que hay que estar atento y decidirse rápido. Además de unos deliciosos pinchos, El Cañadio cuenta con una buena carta de vinos, servidos a la temperatura correcta y con una muy notoria calidad-precio.

Barra restaurante El Cañadio Santander

Dirección: Gómez Oreña, 15, Santander.

Cuándo ir: Al comienzo de la noche.

Qué pedir: Lo que entre por los ojos.